• Aprender
  • >
  • Liderazgo, Aprovechamiento y Desarrollo de tu Negocio en un Mundo Post-COVID
Liderazgo, Aprovechamiento y Desarrollo de tu Negocio en un Mundo Post-COVID
Liderazgo, Aprovechamiento y Desarrollo de tu Negocio en un Mundo Post-COVID

sep. 01 2021

Liderazgo, Aprovechamiento y Desarrollo de tu Negocio en un Mundo Post-COVID

En un mundo post-COVID, los negocios no serán como siempre; el comportamiento de los clientes, intereses y exigencias han cambiado. Esta sesión ofrecerá formas de preservar y hacer crecer las relaciones con sus clientes en este nuevo entorno.

Por Carla Harris

Temas cubiertos

Es un gran honor y un privilegio hablar sobre liderazgo, apalancamiento y lucidez en este entorno. Particularmente, me emociona hablar sobre liderazgo porque creo que estamos en un momento sin precedentes. El liderazgo no surge de la nada; debes de ser intencional. Y debes de ser intencional en torno a ocho cosas, u "ocho perlas", como me gusta llamarlas.

Si deseas aparecer en las relaciones con sus clientes y con las personas que administras como un líder poderoso, impactante e influyente, la primera perla en la que debes de ser intencional es tu autenticidad. Tu autenticidad es tu más clara ventaja competitiva. Nadie puede ser tú de la manera en que tú puedes ser tú. Cada vez que hablas o te comportas de una manera que no es auténtica con respecto a lo que realmente es, creas una desventaja competitiva porque estás utilizando una valiosa capacidad intelectual que podrías usar para escuchar realmente lo que tus clientes o compañeros de equipo podrían estar diciendo. Cuando incorporas tu yo auténtico, la gente confía en ti y la confianza es la base de cualquier relación exitosa.

Cuando inició esta situación de "quedarse seguro en casa", comencé a escuchar a líderes de todo el mundo, haciéndome preguntas como "¿Cómo se es líder en este momento?" y "¿Cómo me mantengo comprometido con mis clientes en estos tiempos?" Y respondí: "Como mínimo, si eres un líder poderoso, impactante e influyente, debes hacer tres cosas: Debes hacerte visible, debes ser transparente y debes ser empático".

Debes hacerte visible porque tus clientes están acostumbrados a poder verte. Aunque debes aprovechar la tecnología, es importante que te vean. Nunca será lo mismo que estar juntos, tú y tus clientes, pero se ha demostrado que es un instrumento poderoso.

Debes ser transparente sobre lo que sabes, lo que no sabes y cuándo lo sabes. Cuando te dedicas a los servicios financieros, tienes acceso a mucha información que la gente de otras industrias no tiene. Poder compartir esa información con tus clientes y tus equipos es una medida de transparencia muy valorada. Esa transparencia subraya tu autenticidad.

Y, por último, debes ser empático. Ahora no es el momento de comportarse como si la pandemia no te estuviera afectando. Ahora es el momento de decir: "Déjame decirte cómo lo estoy manejando". Compartir los métodos que hayas utilizado también fortalece las relaciones.

La siguiente perla es generarte la confianza. Todos los grandes líderes entienden que no pueden hacer las cosas solos. La única forma en que los miembros de tu equipo te dará su mejor opinión, el beneficio de su experiencia previa y el acceso a sus redes, es que deben confiar en ti. Y la forma de generar confianza es simplemente cumplir una y otra vez. Siempre que intento penetrar en la relación con un cliente, debo escuchar atentamente para descubrir qué es lo que realmente valora el cliente y prepararme para cumplir con eso.

La siguiente perla del liderazgo intencional es crear claridad. Todos están tratando de imaginar cómo será el futuro al otro lado de esta pandemia, especialmente tus clientes. La gente migrará hacia la voz más fuerte, que tenga el argumento más convincente. Esa es una oportunidad real para todos nosotros como líderes. Ahora es el momento de crear esa claridad. Y con respecto a tus equipos, significa que tu trabajo es definir el "éxito". Cuando las personas saben exactamente por qué están participando en el juego, se sienten motivadas e inspiradas para entregar más allá de lo que ya se ha definido. Y el miedo no tiene cabida en la ecuación del éxito. ¿Qué es lo peor que puede pasar si se arriesga y no funciona? Fallas, pero ¿adivina qué? El fracaso siempre te trae un regalo, y ese regalo se llama "experiencia". Ahora sabes cómo hacerlo mejor; ahora sabes cómo hacerlo de otra manera; ahora sabes cómo hacerlo con éxito.

La siguiente perla del liderazgo intencional es la creación de otros líderes. Así es como haces crecer tu influencia. Cuanto más puedas invertir en otros líderes, más oportunidades tendrás de aumentar tu participación en el mercado y expandir tu presencia. Claramente, es importante que inviertas en otras personas para que puedan convertirse en líderes. Si te enfocas en aquellas cosas que solo tu puedes hacer como líder, perjudicas tu capacidad de evolucionar hasta convertirse en el mejor líder, el líder más poderoso que puedes ser.

La siguiente perla del liderazgo intencional es la diversidad. Solía ocurrir que las empresas tenían tres constituyentes: los accionistas, los empleados y los clientes. Cada uno de esos constituyentes tenía una herramienta muy poderosa: los accionistas podían vender las acciones, los empleados podían renunciar y los clientes podían votar con la dirección de sus pasos. Pero ahora hay un cuarto componente, y se llama "comunidad". No es local; es global. Y también tiene una poderosa herramienta llamada "redes sociales". En segundos, tu marca puede tener una degradación masiva. Los milenials y la Generación Z se están convirtiendo rápidamente en la población dominante. Han crecido en un entorno muy diferente donde valoran la diversidad, donde hay un niño afroamericano inteligente a la izquierda, un niño hispano inteligente a la derecha, un niño asiático inteligente frente a ellos y un niño indio inteligente detrás de ellos. Así es la excelencia.

La siguiente perla del liderazgo intencional tiene que ver con la innovación. Es el parámetro competitivo dominante en todas las industrias. Es tu labor enseñar a tus equipos cómo innovar. ¿Cómo le enseñas a la gente a innovar? Debes enseñarles cómo fallar. Cuando alguien en tu equipo se arriesga, es tu función asegurarte de celebrar el hecho de que se arriesgaron, mostrar al equipo lo que aprendieron y ahora, dejarlo atrás y pasar al siguiente intento.

La siguiente perla del liderazgo intencional es la inclusión. ¿Cómo te presentas como líder incluyente? Simplemente, invita y pide a las demás personas que hablen y transmite que valoras lo que aportan. Núm. 1 - Estás diciendo: "Te veo". Y Núm. 2 - Dices: "Te escucho". Así, como líder poderoso, has logrado dos cosas muy importantes. Has puesto las huellas dactilares de todos en el plan programado y has subrayado el valor de quiénes son y lo que ha contribuido cada quien.

Y, por último, debes sentirte cómodo llamando a las cosas como son, sin importar lo malo que algo pueda ser. Cuando eres honesto sobre una situación adversa, o eres transparente sobre lo bueno, lo malo y lo feo, la gente confía en ti aún más.

Lo que mantiene unidas a todas estas perlas es el valor. Se necesita valor para llamar a las cosas como lo que son. Todos hemos estado en situaciones en las que sabíamos que se debería haber dicho algo, y simplemente nos miramos los zapatos. Se necesita valor para ser visto como un líder incluyente e invitar a tus equipos al proceso de creación de soluciones. Se necesita valor para enseñar a las personas cómo fallar, especialmente cuando tienen un miedo mortal a fallar. Se necesita valor para ser intencional en torno a la diversidad porque todos somos vulnerables a los prejuicios inconscientes. Se necesita valor para crear otros líderes, especialmente si no estás seguro de tu propia trayectoria como líder. Se necesita valor para crear claridad cuando no puedes ver. Se necesita valor para comprometerte lo suficiente con tus clientes y tus colaboradores para generar confianza. Y se necesita coraje para aportar tu yo auténtico a cualquier entorno, razón por la cual tantas personas ven eso como todo un reto. Si deseas ser visto como un líder poderoso, impactante e influyente, debes esperar y crear las estrategias adecuadas para ganar.

Carla Harris es vicepresidenta, directora general y asesora senior de clientes de Morgan Stanley. Es responsable de aumentar la conectividad del cliente para mejorar la generación de ingresos en toda la empresa. En sus 30 años de carrera, Harris ha tenido una amplia experiencia en la industria en los sectores de tecnología, medios, comercio minorista, telecomunicaciones, transporte, industria y atención médica. En 2013, fue nombrada por el expresidente Barack Obama para presidir el Consejo Nacional de Mujeres Empresariales.