• Aprender
  • >
  • Presenta un comparativo entre el seguro de vida permanente y el temporal

jul. 01 2021

Presenta un comparativo entre el seguro de vida permanente y el temporal

Utilizando el concepto inmobiliario de renta con opción a compra, puedes explicar a los clientes la diferencia entre el seguro de vida permanente y el seguro temporal.

Por Bryce Sanders

Temas cubiertos

A menudo, los prospectos piensan que comprar un seguro temporal es suficiente.  ¿Por qué pagarían más para obtener la misma cobertura?  Aquí hay una analogía que ayuda a aclarar el punto. 

El alquiler con opción a compra es un concepto dentro de la industria inmobiliaria.  Es complicado, pero estos son los conceptos básicos: 

  • El vendedor fija el precio de la casa.  (Podría ser más alto que el valor de mercado). 
  • El comprador paga una parte por adelantado, tal vez el 5%.  Esto se abona al capital. 
  • El alquiler que paga el comprador incluye tanto el alquiler convencional como un monto adicional que cuenta como pago principal para la eventual compra de la propiedad. 
  • Hay un período de contrato involucrado. 
  • Al final del período, el arrendatario puede terminar de comprar la propiedad pagando la diferencia entre el capital que ya pagó y el precio acordado. 
  • Si el arrendatario opta por no comprar, el vendedor tiene derecho a conservar el capital pagado. 

Es un proceso mucho más complicado que generalmente involucra a abogados, pero se puede apreciar cómo se aplica la analogía a los seguros de vida temporales y permanentes. 

¿Cuáles son esas analogías? 

Estos son los puntos para explicar el concepto. 

1. "El alquiler es como regalar dinero". Si alquilas por años, terminas sin tener la propiedad de nada. Si compras una propiedad y pagas una hipoteca, eventualmente serás dueño de la propiedad. 

Seguro temporal: Es como alquilar.  Estás cubierto, pero no estás acumulando ningún valor. 

Seguro de vida permanente:  Además de obtener cobertura, también estás ahorrando algo de dinero.  El valor en efectivo debería eventualmente crecer hasta el monto de la cobertura. 

2. Ahorras mientras pagas. En el ejemplo de renta con opción a compra, una parte del pago de la renta se aplica al precio de compra final de la propiedad. 

Seguro temporal: Al igual que el alquiler, todo es pago y no hay ahorro. 

Seguro de vida permanente:  Una porción del pago de tus primas van al pago de la cobertura, otra parte va hacia la creación de valor en efectivo.  

3. Tú conoces la cantidad final. El seguro de vida tiene que ver con la protección contra la incertidumbre.  En la analogía del alquiler con opción a compra, tú sabes cuál sería el precio de compra de la vivienda, incluso si ese tiempo es dentro de muchos años. 

Seguro temporal: Tú sabes cuál es la cantidad de cobertura, pero necesitas renovarla constantemente. No sabes cuáles serán los costos de renovación en el futuro. 

Seguro de vida permanente:  Con la renta con opción a compra, conoces el precio de compra acordado.  Con el seguro de vida permanente, tú conoces el monto de la cobertura si mueres antes de tiempo, y el valor en efectivo futuro esperado, si continúas haciendo los pagos. 

¿Por qué el seguro de vida permanente es aún mejor? 

El ejemplo de alquiler con opción a compra puede sonar muy bien.  ¿Por qué no todos lo prefieren?  Hay riesgos. 

1. Riesgo de pérdida. Si los inquilinos optan por no comprar al final del período, habrá perdido el capital que pagaron por adelantado junto con el capital adicional aplicado a lo largo de la vigencia 

Seguro de vida permanente: Si se cancela la póliza, sigues siendo propietario del valor en efectivo, aunque es posible que apliquen algunas cargos. 

2. Valor decreciente de la propiedad. Podría ocurrir.  El contrato de alquiler con opción a compra establece el precio de compra final por adelantado.  Si los precios de las propiedades bajan, no obtendrá un precio de compra más bajo. 

Seguro de vida permanente: Tu valor en efectivo sigue creciendo.  Es probable que tenga una tasa de rendimiento interna establecida.  Las tasas de interés pueden subir y bajar, pero tú sabes lo que recibirás en última instancia cuando el valor en efectivo suba al valor nominal de la póliza. 

3. La calificación crediticia no es problema. La renta con opción a compra tiene sentido si tu calificación crediticia no es buena ahora, pero esperas repararla a lo largo de los años. Si no lo haces, es probable que los bancos no te presten el dinero que necesites para la diferencia entre el capital que hayas ahorrado y el precio de compra de la propiedad. 

Seguro de vida permanente: Se trata de obtener protección y ganar dinero.  Tu historial crediticio no debería influir.  La compañía de seguros no te está prestando dinero. 

Por qué es ésta una buena analogía

Podrías pensar que obtener una hipoteca cuenta la misma historia.  ¿Por qué no usar esa analogía?  Cuando obtienes una hipoteca por una casa, también debes pagar impuestos sobre la propiedad y varios costos mensuales.  Cuando pagas la renta, generalmente giras un cheque.  El arrendador hace el resto, excepto por los gastos de gas, electricidad y otros cargos. 

Tener una parte del pago del alquiler aplicado al precio de compra final parece una gran idea.  ¿No querría todo el mundo un trato como ese, en lugar de "tirar el dinero" en forma de pago de renta? 

Y así, sin mucho esfuerzo, puedes presentar el argumento de seguro permanente versus el temporal. 

Bryce Sanders es presidente de Perceptive Business Solutions Inc. Su libro, Captivating the Wealthy Investor" (Cautiva al Inversionista Acaudalado) se puede adquirir en Amazon.