Extender la riqueza
Extender la riqueza

sep. 01 2022 / Round the Table Magazine

Extender la riqueza

Como presidente de la Fundación MDRT, Baker recibe con los brazos abiertos el aumento de oportunidades y ayuda.

Por Matt Pais

Temas cubiertos

“Actualmente se le conoce como beneficencia; en aquella época no tenía nombre, era algo que se daba de forma natural”.

Cuando, Adrian P. Baker, Dip PFS, piensa en la época en la que creció, recuerda cómo todos los miembros de su comunidad se ayudaban unos a otros. A pesar de que su familia rentó una vivienda popular propiedad del estado y aunque no tenían mucho dinero, ayudar a las personas menos afortunadas era parte de su naturaleza. El miembro de MDRT desde hace 40 años de Bristol, Inglaterra, Reino Unido, recuerda que iba a recoger comida para llevarla a hombres y mujeres de la tercera edad que ya no podían salir de sus casas. A cambio de ello, le ofrecían conocimiento. En una ocasión, un hombre le dijo a Baker: “Si quieres tener éxito, debes trabajar arduamente”.

No queda duda de que Baker, Presidente de la Fundación MDRT, ha hecho ambas cosas y nunca dejó de hacer lo segundo a pesar de lograr lo primero.

Hace doce años, fundó una organización benéfica (Baby Check Bath) que ofrece terapias gratuitas de osteopatía craneal para recién nacidos; la osteopatía craneal es un tratamiento no invasivo que ayuda a los bebés que tienen dificultad para alimentarse y alivió el dolor lumbar que sufría Baker como resultado de enseñar artes marciales durante 48 años. Asimismo, Baker apoya a organizaciones benéficas que se dedican a ayudar a caballos, perros y gatos que fueron abandonados y a un hospital infantil de cuidados paliativos; todo ello a la vez que dirige una organización benéfica por medio de su negocio.

Su relación con la Fundación MDRT es tal que Baker, actualmente caballero Excalibur, ubica perfectamente el momento en el que hizo su primer donativo de $1,000 USD, el 10 de septiembre de 1986. Eso lo tiene registrado en una hoja de cálculo que usa para rastrear todos sus donativos con el fin de asegurarse de estar dando lo suficiente año tras año. Si bien siguió participando financieramente a medida que construía su negocio, no fue sino hasta 2014 que a Baker se le pidió por primera vez que formara parte del comité de la membrecía MDRT.

Adrian Baker trabajando como voluntario durante el proyecto de servicio de la Fundación MDRT en beneficio de la organización Give Kids the World Village en la Reunión Anual de MDRT 2017 en Orlando, Florida, EUA.

En los siguientes años, fue director del comité de la membrecía (2015); fungió como fiduciario de la Fundación (2016 a 2018); y fue nominado para fungir como tesorero (2020), secretario (2021), vicepresidente (2022) y actualmente como presidente.

Una de sus metas durante su periodo presidencial es alinear la presencia internacional de la Fundación MDRT con la presencia de la propia MDRT, específicamente mediante la generación de conciencia y participación en lugares como India, Indonesia, Malasia, México, Panamá, Perú, Singapur, Corea del Sur, área de Taiwán y Tailandia, entre otros. Baker señala que esta expansión no será en detrimento de ningún lugar, sino que será un beneficio para los mismos.

“Se trata de una meta ambiciosa, pero perfectamente posible de alcanzar”, dijo.

¿Cómo?

Baker espera que la tecnología pueda lograr que ponerse en contacto con la Fundación y hacer donaciones sea más sencillo para las personas y que tal vez sea posible hacerlo por medio de sus dispositivos móviles. Uno de los mayores activos de la Fundación proviene del entusiasmo, las contribuciones y las causas de los miembros, y espera que ayudar a las personas a hacer sus donaciones más fácilmente y con mayor regularidad pueda generar incluso un mayor financiamiento de subvenciones a nivel mundial. Trabajar de la mano con el comité de comunicaciones con la membrecía y otros miembros MDRT para pasar la voz puede ayudar a hacer más conexiones en partes nuevas del mundo, comentó.

Baker señala dos cosas en lo que respecta a esta expansión: Una de ellas, después de una reciente conversación con miembros de Tailandia y Malasia, es reconocer la ubicuidad de WhatsApp en muchos países del Sudeste de Asia, así como la importancia de seguirle el ritmo a la tecnología en todas partes. La otra es la diversidad de la forma de vida que existe en diferentes lugares como India, en donde construyó un hotel en la parte Sudoeste del país. Baker observó que es una práctica habitual para los niños de India meditar antes de entrar a la escuela y fue testigo del enorme impacto que los abuelos tienen en la educación de sus nietos.

En muchas de las pequeñas aldeas que visitó, dijo, las puertas no se cierran con llave.

“Existen partes del mundo en donde creo que ni siquiera comprenden el concepto de donaciones de beneficencia porque el lugar es una comunidad”, señaló. “Existen formas diferentes de hacer las cosas que aún desconocemos y necesitamos conocerlas”.

Su tendencia a ayudar a otros se relaciona con la infancia de Baker y es evidente que el nuevo presidente de la Fundación MDRT no tiene planes de dejar de trabajar arduamente mientras se esfuerza por expandir el alcance e impacto de la organización.

“Todo necesita energía e ideas y hay mucho por hacer”, comentó Baker. “No puedo esperar a hacerlo”.